De las 3D me sobra una

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Freakstein dice:

    No puedo más que añadir que, como tú bien dices, se trata solo de falta de inmersión, acentuada en tu caso por esa deformación profesional que tienes de analizar el film a nivel técnico. Yo no llego a tanto, y aunque mi experiencia cinéfaga ha ido curtiendo cierta capacidad de análisis de lo que estoy viendo más allá de los sentimientos que me transmite, al final me quedo con esto último (a no ser que algún aspecto técnico chirríe más de la cuenta y se anteponga por encima de todo).

    Mi corta experiencia con el cine en 3D se limita a Avatar (como no) y Cómo entrenar a tu dragón. El efecto 3D de esta última me parece mucho más delicioso que la locura de Pandora y me costó mucho menos sumergirme en la película, lo que me lleva a pensar que a mí no me costará tanto adaptarme a esta tecnología y verla como un simple añadido visual más.

    Mi problema con las 3D deriva en que ahora los grandes estudios tienen una justificación más para crear películas impactantes a nivel visual descuidando cualquier otro aspecto y atrofiando de esta forma aún más el gusto de los nuevos consumidores de cine. Es la nueva forma de hacer cine comercial (despectivamente hablando) y creo que no va a traer nada bueno.

  1. 18/05/2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A principios de los 80, antes de la aparición de las televisiones privadas, la pública se apuntó un tanto con la primera emisión en un fin de semana de una película en 3D. Se trataba de “Fort Ti”, un bodrio-western d……

A %d blogueros les gusta esto: